Photobucket - Un soldado no tiene que pedir perdón por defender su patria - Photobucket - Juicio y castigo, ni olvido, ni perdón a los terroristas de la subversión - Photobucket

Visita el Celtyv

Publicidad

 photo Laura-web_zps5b8a06ee.gif

lunes, 30 de noviembre de 2009

"OTROSÍ" Nro. 24 – noviembre del 2000 El terrorismo entre nosotros

"OTROSÍ" Nro. 24 – noviembre del 2000

El terrorismo entre nosotros

Los sucesos de Tartagal ya no dejan lugar a dudas. El terrorismo de veinte años atrás se ha reinstalado en el país y más nos conviene no ignorarlo. Por supuesto a nadie se le escapa que la situación social y económica es sumamente crítica en especial en el interior.

Pero no sólo no justifica sino que no explica semejante estallido de violencia y de destrucción porque estas reacciones nunca se producen espontáneamente, por lo menos de un modo tan organizado. Para que se lleguen a semejantes desmanes se precisa de una cabeza ordenadora, de una estructura por mínima que sea, de una táctica, de una simultaneidad y de una gimnasia activista predeterminadas que el pueblo llano -por indignado que se encuentre- no tiene y hasta podríamos decir que no necesita.

Por ejemplo, el afán de apropiarse de las armas de la escasa policía que reprimió, los movimientos casi militares con que fueron asaltados objetivos fijados de antemano, la dureza con que se secuestró a cuatro oficiales tomados como rehenes y que fueron cruelmente utilizados en la negociación, la saña con que se persiguió e hirió por las calles a otros representantes del orden, son elementos a tener en cuenta para determinar el origen y la responsabilidad de los tumultos.

La inviabilidad del extenso petitorio presentado a las autoridades donde se entremezclan proyectos fastuosos (u$s 2.000 millones para reactivar la zona) con la solicitud de una modesta motobomba, es indicio de dos cosas: 1) los reclamos fueron redactados a la disparada, irreflexiva y demagógicamente y sin atender a las necesidades concretas de los vecinos, casi como una chiquillería y una burla y 2) con la seguridad que los puntos en su mayoría no iban a ser aceptados de modo de dejar abierto el espacio para ulteriores quejas y consiguientes desórdenes: se dejaban pendientes las condiciones para nuevos vandalismos.- Que, por vía de la negociación, quedaron impunes.-

************************

Otra vez las Madres

En su página de Internet, esa extraña mezcla de delirantes y delincuentes que se hacen llamar Madres de Plaza de Mayo, manifestaron una vez más su apoyo a la ETA, lo que quiere decir explícitamente a sus métodos criminales.

Apoyo que significa solidaridad, complacencia y complicidad con esa organización que lleva ya más de un cuarto de siglo matando gente en España (en lo que va del año a veinte y no bizarramente, al estilo de la raza sino mediante atentados individuales y clandestinos, desde las sombras donde casi nunca se corren riesgos); la mata al azar, eligiendo probablemente a la víctima más desprotegida, es decir a la más fácil de cobrar y sin otro sentido que el de hacerse sentir, imponer su presencia atroz, atemorizar al resto de la sociedad, introducir el terror y junto con el terror la desorientación.

Como en todos los casos de terrorismo masivo y sistemático que se conoce y practica en Occidente carece de un programa concreto ni de un discurso racional; todo es proclama abstrusa, dialectismo barato, llamado a los más bajos instintos del ser humano y así como hay una industria de la droga y otra de la pornografía, existe esta del crimen pero del crimen por el crimen que, de esta manera, se constituye como un fin en sí mismo, como un método que se justifica y explica a sí sin necesidad de proponer un objetivo último.

Se trata por lo tanto de una suerte de estética de la muerte como si ésta fuera la razón de la política.

Las siniestras Madres (jamás un nombre tan conmovedor y convocante ha sido tan perversa y contradictoriamente prostituido) se solidarizaron, pues, de un modo público y expreso con semejante banda que mata por matar, patología compartida con los hijos de estas señoras que al reclamar por ellos reivindican tales métodos e ideales: el ideal demoníaco de asesinar y gozarse con ese espectáculo a sabiendas que detrás no hay programa a aplicar ni bien a perseguir.

De esto se trata, precisamente.. Apoyar a la ETA, protestar por lo mismo que sus miembros lo hacen, adoptar sus propuestas carniceras y antropofágicas es transmitir idéntico mensaje a la sociedad argentina a la que, de esta manera, agreden concretamente.

Las Madres quieren decir: nosotras estamos dispuestas a hacer en nuestro país lo que la ETA hace en España, nosotras y nuestros descendientes si estuvieran aun vivos (muchos lo están) seguimos dispuestas a reimplantar ese horror de veinte años atrás; queremos, entonces, volver a recurrir a aquella metodología que hacemos nuestra y con la que amenazamos tornar como lo acredita esta pública adhesión.-

Ahora bien, salen a la luz a raíz de la imprudencia de ese energúmeno que en la historia de la demencia argentina se conoce como Hebe de Bonafini; un dato curioso, sugestivo y alarmante: varias instituciones de la península -sin duda, embobadas por el carisma de víctimas que le compraron a las Madres y, posiblemente, a las Abuelas y, quien sabe, a los Hijos- venían subsidiando jugosamente a semejante organismo de derechos humanos.

Molestas por las declaraciones -intempestivas pero sin duda sinceras- de las Madres decidieron suprimir tales aportes, a lo menos hasta que pidan disculpas. No queremos caer en la obvia grosería de decir que se trata de un chiste gallego pero es que se necesita ingenuidad (en la que no creemos), desconocimiento (también difícil de admitir, de los hechos) o, más probablemente, mala fe para no haber advertido la sinceridad de la prédica ni la índole de la cultura ni el contenido de la ética de las beneficiarias de su generosidad.

Fue preciso que las Madres se lo dijeran claramente y no sólo de palabra sino de un modo fáctico para que se enteraran, lo que no quiere decir que lo hayan llegado a comprender.

¿Qué hacen los servicios de inteligencia de Madrid, qué sus representantes diplomáticos, qué sus abundantes connacionales que pueblan nuestra tierra? ¿Es que sólo les interesan sus negocios, para los que tan diestros se muestran hoy día?

Pues bien, es hora que se enteren que los defensores de los derechos humanos que les llegaron desde el Río de la Plata son como sus etarras, así de homicidas y de perversos y que los garzones que pululan por sus tribunales son sus cómplices y sus legitimantes.-

Mientras y convocadas por la embajada se reunieron en Buenos Aires unas 500 personas para protestar contra otro atentado de la ETA que costó tres vidas humanas y más de 60 heridos. Fue, una vez más, un ritual, cómodo e inofensivo como los que se llevan a cabo en la propia España después de cada salvajada, al parecer siempre a la espera y en la suposición que se tratará de la última. Inocencia que, además de contradecirse con la experiencia de los 25 años precedentes, coloca al Reino en los bordes mismos del suicidio.

No es nuestro propósito ni nuestro tema incursionar en los conflictos internos de la bien amada y decadente España - que tras haber perdido un imperio se muestra incapaz de conservar la metrópoli- pero sí hemos de insistir en que esta actitud de las Madres no es en modo alguno imprevisto, ilógico ni improvisado; por el contrario responde a su ideario -que no ocultan sino que proclaman a voz en cuello cada vez que pueden-, a su estilo y a lo más íntimo y propio de su naturaleza de terroristas revolucionarias que -ahora lo confirman- están dispuestas a poner en práctica en la Argentina, proyecto al que, por lo que vemos, jamás renunciaron.
Se ha de saber, pues, que las madres -reservorio que son de las antiguas organizaciones subversivas- cobijan, conservan y alimentan (o realimentan) ese ideario nihilista, demencial y delictivo de sus hijos a los que reivindican y continúan.-

Podemos dejar de lado -simplemente lo señalamos como un indicio de la picardía con que estas sufrientes defensoras de los derechos humanos administran sus intereses ideológicos y de los otros- la rapidez de reacción de la llamada "línea fundadora" de las Madres las cuales se apresuraron a tomar distancia del núcleo de la de Bonafini y de sus exabruptos. Lo hicieron no tanto por razones de imagen como por el monto de los aportes dinerarios puestos en riesgo por la excesivamente bizarra mencionada señora. Como se sabe, el odio suele dejar espacio al cálculo.-

Esta vez las Madres fueron demasiado lejos y pocos decidieron acompañarlas. Incluso algunos -como los círculos españoles que nombramos, un poco tardos en apreciar la realidad- decidieron tomar distancia aceptando la evidencia más que los alaridos.

¿Qué país nos tenían preparado las "víctimas" (esto es, los derrotados) de la represión si sus progenitoras actúan y reaccionan de esta manera afrentosa para la humanidad?

Apliquemos un silogismo sencillo e incontrovertible. Los miembros de la ETA asesinan indiscriminadamente ejerciendo un terror sin límites. Sus congéneres del pañuelo de este lado del océano se solidarizan con ellos ¿con sus ideales? De ninguna manera puesto que no les incumben ni los deben conocer; lo que, en cambio, hacen suyo es su metodología, sus medios, sus recursos, sus odios gratuitos, su perversión insana, asumiendo la misma responsabilidad ética (y si algún fiscal, de los tan quisquillosos que hay, se decide a actuar también jurídica).

Luego, todos aquellos que de alguna forma y en cualquier medida y sentido se identifiquen con estos vascos lunáticos son tan criminales como ellos. Ha dejado, pues, de ser inocente en la Argentina la simpatía para con las Madres y ha empezado a significar algo más que una postura sin compromiso o un fácil declaracionismo, una conducta políticamente correcta de nuestra clase política e intelectual y de los medios.

Es sonada la hora que cada cual se haga cargo de sus palabras y afinidades y que se comprenda que quien defiende la violencia por la violencia está indicando que está dispuesto y en condiciones de practicarla. Otra cosa es cobardía, hipocresía o complicidad oculta.-

COPIE, IMPRIMA Y DISTRIBUYA.
Envíenos sus opiniones, coincidencias y disidencias.
Pídanos datos y háganos llegar su ayuda, sus artículos,....
Director: Víctor Eduardo Ordoñez
Casilla de Correo 80 - Sucursal 7 Carrasco 31-37 (1407) Capital Federal
E-Mails:
veordonez@escape.com.ar
otrosi2000@yahoo.com
Direcciones web en:
http://sitio.de/otrosi
o alternativas
http://www.geocities.com/otrosi.geo/
http://
www.geocities.com/Pentagon/Barracks/6752/
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Publicidad

 photo Estudio-juridico-puricelli-pinel450x100_zpsdea8ab8a.gif

Publicidad


Construcción de salas de ensayo profesionales y Homestudios
Photobucket

ENLACES: Entidades - Asociaciones - ONG - Partidos Políticos


ENLACES: Noticias, opinion y actualidad

ENLACES: Arte - Cultura - Educación - Formación - Historia - Cine – Series

ENLACES: Entretenimiento - Humor - Juegos

ENLACES : Empresas - Servicios - Tecnología - Mujer - Moda – Belleza


Photobucket - ...y recuerda siempre: "La vida humana es sagrada desde el momento de la concepción hasta su muerte natural"- Photobucket